Vecinos ruidosos, ruidos molestos..no aguanto más

Los ruidos son uno de los problemas que más aquejan en las comunidades de vecinos, muchas de las construcciones actuales no tienen suficiente aislamiento como para que no se escuche a los vecinos en sus quehaceres cotidianos y algo más… a ello sumamos que algunos de nuestros vecinos suelen no tener los mejores hábitos de convivencia social y molestan con sus sonidos domésticos que muchas veces se convierten en RUIDOS MOLESTOS.
Los sonidos que usualmente escuchamos en nuestras comunidades pueden tener fuentes variopintas, las más comunes suelen ser provenientes de equipos de audio o video, los juegos de los niños, tareas de bricolaje, funcionamiento de aparatos eléctricos como lavadoras, ladridos de perros o sonidos de otras mascotas y conversaciones domésticas.
Cuando esto ocurre no pocos nos preguntamos donde queda la conciencia de cada cual en relación a no molestar al prójimo??? Cómo es posible que la vecina de arriba, de al lado o la que anda por los pasillos y escaleras de la comunidad de propietarios no se dé cuenta de la molestia que causan sus actividades y la frecuencia con que hay que escucharlos…..que llegado el momento lo correcto es decir…. La frecuencia con que hay que aguantarlos???!!! La conciencia social para el logro de una convivencia basada en el respeto y la consideración a los demás debe formar parte de la educación familiar e institucional siendo uno de los pilares fundamentales para fomentar una sociedad solidaria y humanamente desarrollada.
Otro componente crucial son las leyes y normas que regula cada país, región o comunidad autónoma que sirven para poner orden a la sociedad y proteger contra acciones no deseadas. En el Artículo 7.2 de la Ley de Propiedad Horizontal se refleja claramente la posición legal ante actividades que puedan ser molestas. Les citamos textualmente el contenido de este artículo a continuación:
“Al propietario y al ocupante del piso o local no les está permitido desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades prohibidas en los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas”
No obstante, es recomendable que indague sobre las normas y ordenanzas que se establecen en su Comunidad Autónoma, dado que existen regulaciones generales en relación a los horarios nocturnos y diurnos y cantidad de decibelios para los ruidos, pero cada comunidad dictamina sus propios parámetros.
Ante estas situaciones debemos diferenciar si las actividades molestas provocadas por ruidos se deben a una situación puntual o es algo repetitivo, además de su grado de gravedad; de modo que sepamos cómo interpretar la situación en cada momento y tomemos las mejores actitudes para manejar la situación. En caso de que la situación sea habitual y reiterada, obvia y notoria, y afecte a terceros de la comunidad; aquí os damos algunos consejos sobre cómo actuar ante estas situaciones que esperamos que os sirva, al menos a nuestros propietarios en estos años de experiencia en la profesión les ha dado resultados:
La comunicación es un arma muy potente y a veces no logramos darnos cuenta de su fortaleza, HABLE CON SU VECINO. Intente ser persuasivo, coméntele sobre la situación, invítelo a su casa para que entienda cómo sus actividades interfieren en su vida cotidiana.
AVERIGUE CON SUS VECINOS CERCANOS, use la fuerza del grupo. Si tiene vecinos cercanos pregúntele si están en igual situación, hable con ellos para que todos hablen con el vecino ruidoso o planifiquen una mejor estrategia de convencimiento. Quizás alguno de esos vecinos cercanos que tenga es el más adecuado para hablar con su vecino ruidoso.
¿TIENE UN ADMINISTRADOR DE FINCAS? Involúcrelo en la situación, intente que el mismo interceda por usted y explique al vecino ruidoso sobre lo establecido en materia legal sobre esta situación, use la capacidad de persuasión que debe poseer un profesional de la Administración de Fincas.
HAGALE CONOCER AL PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD DE SU SITUACIÓN, el presidente debe estar informado.
Ahora bien, sí ya ha agotado todos sus recursos persuasivos y la situación se mantiene, sepa que puede tomar otras medidas como:
Tenga a mano las ordenanzas y normas establecidas por su Comunidad Autónoma en relación a los ruidos y amigablemente entrégueselas a su vecino como una manera de mostrarle los incumplimientos que está realizando.
Adviértale por escrito a su vecino, no debe ser una carta de amenaza u ofensiva; será una carta amistosa y cordial en donde quede claro que le ha hablado de la situación y que la misma no mejora, una vez más pidiendo el cese de la actividad.
Llame a la Policía.
Interposición de una demanda mediante un juicio ordinario, siendo importante que se acredite que el infractor ha sido apercibido con anterioridad por el asunto en cuestión, así como una certificación del acuerdo de la Junta de Propietarios. Ello lo podemos leer en el Artículo 7 de la Ley de Propiedad Horizontal de una manera más detallada.
Esperamos que les haya sido de utilidad y sobre todo que en su comunidad reine la paz, la armonía y el respeto a todos; de este modo no tendrá usted que pasar por estas situaciones…… Aquí os dejamos un enlace de bromas entre vecinos 🙂 🙂 🙂

Coméntanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s